Todo lo que tenemos que saber sobre las baterías de los smartphones

Hoy hemos querido hablarte de algo que nos preocupa, y mucho, referente a los smartphones: la duración de la batería.

En la era pre smartphone vivíamos acostumbrados a poder pasar 4 o 5 días sin cargar el teléfono sin problemas. Sin embargo, con los smartphone no podemos hacer eso, y no paramos de quejarnos de lo poco que duran en comparación que antes (craso error).

Los tiempos han cambiado, y con ellos, el uso que le damos al teléfono. Si antes utilizábamos el teléfono para realizar algunas llamadas y mandar algunos sms (no muchos, que costaban lo suyo), ahora utilizamos nuestro teléfono para hablar por Whatsapp al puro estilo Messenger, a entrar en redes sociales, a consultar el tiempo, a ponernos al día sobre las últimas noticias… Todo esto va consumiendo batería hasta que al final del día ya no nos queda nada (en el mejor de los casos). No obstante, las baterías tienen cada vez más capacidad.

¿Cómo se explica ésto?

Muy sencillo, las pantallas de alta resolución, los juegos, las aplicaciones etc. van consumiendo nuestra batería constantemente (cosa que no pasaba hace unos años) y, aunque la tendencia de los desarrolladores de móviles y aplicaciones es tender a un consumo menor de batería, es cierto que no son capaces de seguir nuestro ritmo.

Cada batería tiene especificada su capacidad en mAh, a mayor número, mayor capacidad de carga y, como consecuencia, mayor tiempo de autonomía. Actualmente las baterías de los teléfonos de alta gama están en torno a los 3200mAh, una cifra más que elevada si la comparamos con hace unos años pero que, en algunos casos, sigue sin ser suficiente.

¿Por qué no hacen baterías más grandes?

Precisamente por eso, porque tienen que ser “mas grandes” y con ello los diseños de smartphones finos y elegantes tendrían que quedarse en un cajón.

¿Cómo podemos mejorar el rendimiento de nuestras baterías?

1.- En primer lugar, tenemos que olvidarnos del llamado “efecto memoria” de las baterías de niquel cadmio antiguas. Las actuales de ion de litio no tienen ese problemas con lo que:

    • No hace falta que las cargues toda una noche la primera vez

    • No es necesario que esperes a que se agote la batería para cargar el teléfono (es más, se recomienda cargar el teléfono cuando esté al 50&)

    • Puedes cargarlo “a ratitos” o cargarlo 20 minutos si solo tienes ese tiempo

    • Puedes cargarlo encendido y usarlo mientras (aunque si cargas el teléfono con él apagado la carga se realiza antes)

    • Puedes dejarlo conectado toda la noche: los smartphones están programados para dejar de cargarse cuando la carga llega al 100% por lo que no se recalienta.

2.- Una vez que hemos dejado atrás los fantasmas del pasado, podemos alargar la duración de la carga de nuestra batería con unos sencillos trucos:

    • No dejes que el teléfono se caliente mucho (bien sea por dejarlo al sol o por jugar de manera intensiva) ya que el calor hace que la batería se descargue mucho más rápido

    • Utiliza aplicaciones de ahorro de energía: en la mayoría de los casos la función viene incluida con el teléfono pero hay algunas apps que pueden alargar la batería de tu teléfono significativamente

    • No abuses del brillo de la pantalla: usa el brillo que necesites en cada momento. Si estás en la calle y da la luz necesitarás el brillo al 100% pero en un interior iluminado puede valerte un simple 20%. Presta especial atención al brillo cuando estés jugando a algún juego (es lo que más batería consume)

    • Apaga el WiFi si no lo estás desplazando: El WiFi como tal no consume excesiva batería, pero si lo tenemos encendido en un viaje, por ejemplo, nos va a estar continuamente buscando redes y eso sí que consume batería.

    • Desactiva el GPS: si no lo estás utilizando, no te sirve de nada que esté conectado y además, consume una barbaridad de batería.

3.- No te desesperes si al cabo de un año o un par de años la batería dura mucho menos.

Las baterías, como todo, tienen una vida útil y una vez terminada no hay nada que hacer. Generalmente suelen durar sin problemas un par de años, tiempo durante el cual la mayoría cambiamos de teléfono con lo que el problema se termina. De todos modos, si tu batería llega a su fin cuando todavía usas el teléfono puedes hacer algo tan simple como cambiarla por otra.

Si tienes un smartphone con batería extraíble no tienes problema. Podrás encontrarla en cualquier tienda y en páginas como Amazon hay verdaderas ofertas. Eso sí, compra siempre una batería original (que no es tanta la diferencia) y te ahorrarás problemas.

Si tu smartphone tiene batería interna no te queda otra que mandarle el teléfono al fabricante para que la sustituya. Es más costoso, pero menos que comprar un teléfono nuevo 😉

4.- Y por último, si te quedas sin batería prueba a disfrutar del relax de ser ilocalizable, que de vez en cuando, viene de perlas para sentirnos un poco libres en este mundo totalmente digitalizado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: